InstitutoTierraSanta
Bienvenidos
Queremos saludarlos y queremos comunicarnos.
Afortunadamente, hoy tenemos muchos medios para conectarnos. En este sentido, la tecnología es una bendición si sirve a la gente y opera como un factor que favorece la dignificación del hombre y la solidaridad social. Para esto, entre otros objetivos, funciona la escuela y se nutre con la comunicación, con los vínculos que establece para dentro de sí misma, y hacia afuera. Si se aislara, se marchitaría.

Queremos comunicarnos con padres de familia, con chicos y jóvenes, con docentes vocacionales, con agentes activos de la comunidad para que sepan lo que hacemos y para recoger opiniones y experiencias ajenas. Así podremos hacer mejor lo que nos corresponde, y ser mejores como educadores y como personas y tal vez podamos ayudar de algún modo a los otros. Los otros también integran el nosotros...

Aspira a brindar todos los días nuevas oportunidades a la inteligencia y al corazón...



Hacer Clic para agrandar y ver mas fotos



Historia
En 1878 es nombrado Comisario de la custodia de Tierra Santa en Argentina el Padre Fray Luis Rossi Desideri. A través de él se produce la consolidación institucional de la Comisaría de Tierra Santa; fue él quien proyectó su acción al naciente barrio de Almagro. Este barrio era un villorio ubicado en el extremo oeste de la ciudad de Buenos Aires. En él se afincaron muchos integrantes de las corrientes migratorias de la época.

En medio de una sucesión de baldíos rodeados por calles sin empedrar con alguna edificación baja y no lejos de molinos harineros, barracas y tambos, "a la altura de la calle Billinghurst, siguiendo la antigua calle Piedad (hoy Bartolomé Mitre), había dos parcelas propiedad de Federico Lacroze, que donó una de ellas a la sociedad benéfica de las Damas de la Merced".

Esta sociedad se proponía construir una capilla que sirviese como centro cristiano para los pobladores del lugar. Sin embargo el proyecto no pudo concretarse. Los miembros de la sociedad pidieron ayuda al Padre Rossi para poder continuar la obra, quien aceptó con la condición de "hacer una casa para los Franciscanos de Tierra Santa y un colegio para niños".

La sociedad cedió el terreno y los cimientos comenzados de la Iglesia. El acto de colocación de la piedra fundamental tuvo lugar el 12 de febrero de 1882 con la presencia del Arzobispo de Buenos Aires Monseñor Aneiros. La Iglesia se edificaría "en honor y gloria de Dios Nuestro Señor y bajo la advocación de Nuestra Señora de la Merced de Sión y de los Santos Patricio y Antonio de Padua, destinada a un convento de Padres Misioneros Franciscanos y de Tierra Santa", según consta en el acta de fundación.

En 1878 se hacía cada vez más imperiosa la necesidad de dar sobre todo a los hijos de pobladores que se iban asentando en el barrio, no sólo las primeras nociones de su vida escolar sino una formación moral cristiana. Es así que con el apoyo de la familia Terrero y secundado eficazmente por los Terciarios Franciscanos, el Padre Pedro Angelisanti, hizo construir e inauguró el 1890, el Colegio Tierra Santa para niños, que fue su mayor legado, y es, indudablemente, junto con el Colegio Pío IX, el Colegio del Sagrado Corazón y el Colegio de María Auxiliadora, uno de los más antiguos del Barrio de Almagro.





InstitutoTierraSanta